Fundación Agrecol Andes

Conservando nuestros suelos a través de prácticas agroecológicas integrales

Comparte en tus redes

 (Tito Villarroel. AGRECOL Andes 7/07/2022).- El suelo desde el punto de vista agrícola, es la capa de material fértil desde donde las raíces de las plantas obtienen sus nutrientes y agua, por tanto, es la base del desarrollo agrícola y de la seguridad alimentaria. Suelos fértiles, con abundante materia orgánica, garantizan una buena producción y productividad de alimentos para la vida de las personas y animales. 

Este 7 de julio se conmemora el Día Internacional de Conservación del Suelo en homenaje a Hugh Hammond Bennett, fallecido justamente el 7 de julio de 1960. Hugh fue pionero en valorar la calidad y fertilidad del suelo frente a la erosión acelerada que se estaba ocasionando en los suelos con la agricultura a principios del siglo pasado, cuando trabajaba en el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Fuente: Portal El Agrario).

En Bolivia, la problemática del suelo se expresa en la paulatina pérdida de su fertilidad debido a factores como la aplicación de malas prácticas agrícolas, el monocultivo, el uso excesivo de agroquímicos, la utilización focalizada de maquinaria agrícola, entre otros, y los efectos se expresan en la disminución paulatina de la producción y productividad agrícola, ocasionando la migración de la población rural a la ciudad. El uso de agroquímicos produce alimentos contaminados con residuos tóxicos, alimentos de baja calidad nutritiva que, por supuesto, representan un gran riesgo en la salud humana y de los ecosistemas.

Desde la Fundación AGRECOL Andes estamos trabajando en alternativas saludables para recuperar, mantener y, en su caso, incrementar la fertilidad de los suelos con un enfoque integral y de ecosistema, a través del impulso a la implementación de prácticas innovadoras y sostenibles con productores y productoras de áreas rurales, periurbanas y urbanas de Cochabamba y Bolivia.

Las prácticas agroecológicas y los sistemas agroforestales, producen una diversidad de alimentos saludables y nutritivos para la alimentación familiar y la venta, contribuyen al mejoramiento de la calidad del suelo y el uso eficiente del agua, es decir, a la conservación de los ecosistemas en su conjunto.

En este día de conmemoración de la conservación del suelo, desde la Fundacion AGRECOL Andes, llamamos a la reflexión de las familias que trabajan en el agro, a los políticos que generan leyes, a las instituciones de desarrollo y a la población en general, a ser más sensibles hacia el cuidado de este recurso natural que nos provee alimentos. Es hora de la acción para proteger, conservar y manejar sosteniblemente nuestros suelos.