Evento reúne a diversos actores para analizar la protección y gestión de fuentes de agua en Bolivia

(Noticias AGRECOL Andes 10/12/2018).- La Fundación Tierra, en coordinación con organismos de cooperación de Bélgica en Bolivia, como Broederlijk Delen, Eclosio y Solidagro, organizó la Mesa de diálogo Multiactoral “Gestión y conservación del agua” con el objetivo de promover un espacio de análisis y debate sobre la falta de protección de fuentes de agua; intercambiar experiencias de buenas prácticas locales de protección de áreas de recarga hídrica; y elaborar estrategias para avanzar en este propósito.

Inició el diálogo Walter Limache, coordinador nacional Programa NINA de La Paz, con la ponencia “Propuestas de ley de aguas”, indicando que a pesar de que en Bolivia se gestó la defensa del agua de la privatización y que se desarrollaron propuestas para su gestión desde una visión social, no se ha concretado un marco legal actualizado y favorable que recoja estos avances, y lo más preocupante es que no hay un horizonte definido de parte de las organizaciones campesinas/indígenas llamadas defender estas propuestas, dejando en total inseguridad la protección de las fuentes de agua, ante amenazas como la explotación minera o el cambio climático.

A su turno, René Plata, Presidente de la  Mancomunidad de Municipios de la Cuenca del Río Caine, señaló que están implementando proyectos para la protección de fuentes de agua en varios municipios, como es el caso de la microcuenca de Laka Laka con apoyo de Helvetas en el municipio de Tarata – Cochabamba. Indicó que las acciones de reforestación, cercamiento de fuentes de agua, mejoramiento de sistemas de microriegos son insuficientes e insostenibles sino se promueven procesos de construcción de políticas públicas para la protección de fuentes de agua y áreas de recarga hídrica a nivel municipal. Por lo que como mancomunidad están apoyando la aprobación de leyes municipales para este propósito.

Por ejemplo, la Ley Municipal Nro. 48/2017 de Protección y conservación de zonas hídricas en el municipio de Tarata, entre las acciones más importantes, establece el liderazgo del gobierno autónomo municipal en la protección y conservación del agua para la vida; reconoce la creación de organismos de gestión de cuencas (OGC) como un espacio de concertación y planificación de los diferentes actores de una microcuenca; asigna financiamiento para la protección provenientes de la coparticipación tributaria, en una magnitud aproximada al 0,5%; le da la facultad al gobierno autónomo municipal para la firma de convenios de cooperación; solicita una contraparte a los usuarios como aporte para la protección, ya sea en trabajo comunitario, herramientas, efectivo u otros; y prevé sanciones y multas por la vulneración de fuentes de agua. Como medidas de protección de las fuentes de agua se menciona el cerramiento para limitar la actividad humana y animal, y medidas de restauración y conservación.

Seguidamente,  Gorka Cubero de ICO, se refirió a las Reservas de Patrimonio Natural – REPANAS, que se están constituyendo, mayormente en los valles cruceños, como áreas naturales con sistemas de protección comunales. Se trata de acciones comunitarias de protección física, legal y gestión colectiva de las zonas de recarga hídrica de una determinada región. Indicó que una de las grandes dificultades que tienen en este proceso es lograr que las familias cedan parte de sus terrenos para la protección de las fuentes de agua. Una vez superado este cuello de botella a través de varios mecanismos de negociación, legalizan este acuerdo ante una notaría pública para que permanezca en el tiempo. También se refirió a los  Campos Naturales de pastoreo – CANAPA, como otro modelo de gestión comunitaria de las áreas de pastoreo de animales con la finalidad de controlar la presión que ejerce el ganado, en busca de alimento y agua, al bosque y las zonas que contribuyen al mantenimiento y recarga de las fuentes de agua.

Finalmente, Olegario Cossio, ex -dirigente de riego de la comunidad de Virvini – Tiraque, dio un testimonio de las grandes dificultades que tuvieron que superar en su comunidad para resolver el problema de falta de agua para riego. Contó que, junto a los socios regantes, reforestaron el área circundante a las fuentes de agua con especies nativas para reforzar la cobertura vegetal y mejorar la infiltración del agua de lluvia.

Una vez concluida la sesión de exposiciones, se procedió al debate. Por la tarde se conformaron grupos de trabajo para para analizar y plantear propuestas para avanzar en este camino que busca legitimidad de la sociedad civil para incidir en políticas públicas para la protección de las fuentes de agua y áreas de recarga hídrica, como acciones preventivas para reducir el riesgo de la escases del agua en un contexto de cambio climático.

El mencionado evento se realizó en la ciudad de Cochabamba el pasado 5 de diciembre de 2018 en el Centro Cuarto Intermedio, y contó con la participación de líderes de varias comunidades, y representantes de diversas instituciones copartes de la cooperación belga en Bolivia, de la ciudad de La Paz, REMTE, AOPEB, Programa NINA, la Plataforma boliviana frente al cambio climático,  la Plataforma de SUELOS, IBIF y la Fundación Tierra; de Oruro, APROSAR, Colectivo Casa, Anapa; y de Cochabamba, AGRUCO, la Fundación AGRECOL Andes, INCCA, AYNI SUYO y CENDA, entre otros.