Proponen acciones de incidencia para promover la producción y el consumo de alimentos ecológicos

(NoticiasAgrecol, 22/10/2018).- El pasado martes 16 de octubre se realizó el  evento “Dialogando el COMER BIEN” – Por un consumo saludable y responsable, en el Centro Cuarto Intermedio, organizado por el “Grupo Impulsor del EcoConsumo” y la Fundación Agrecol Andes. Se contó con la participación 60 representantes de instituciones públicas, privadas, universidades, consumidores y productores de cercado, Sacaba, Punata y Sipe Sipe.

Inició el taller Mariana Alem, de la Fundación Agrecol Andes, refiriéndose a algunos datos que se obtuvo en un diagnóstico de la producción y el consumo de alimentos ecológicos del 2017 en Cochabamba, donde se determinó que solo el 2,1% de la producción agrícola es ecológica, es decir, que el 97.9% utiliza agroquímicos con impactos negativos, no solo en la salud de las personas que consumen estos productos, sino también en la salud los productores  y el medio ambiente porque se va acumulando tóxicos en la tierra, el agua y el aire.

A saber, la producción agroecológica es una alternativa al modelo convencional de producción agrícola, que se basa en la rotación y combinación de plantaciones forestales, frutales y hortalizas, replica la forma en que la naturaleza se autoregula y utiliza bioinsumos para fortificar la tierra y combatir las plagas.

Por otro lado, Alem señaló que más de la mitad de las y los productores ecológicos rurales no acceden a canales cortos de comercialización, es decir, a ferias locales o barriales donde podrían venderles directamente a los consumidores, y solo llegan a ferias provinciales dónde su producción es recatada por intermediarios que la mezclan con los productos convencionales porque no tienen un sello distintivo. Además, que los productores que logran acceder a mercados o ferias locales  tienen que vender en horarios de madrugada o vender de forma ambulante o relegada.

Los representantes del SEDAG expusieron los proyectos que está ejecutando la Gobernación de Cochabamba para mejorar la producción de papa, trigo, etc., más enfocados a garantizar la seguridad alimentaria, y que por falta de priorización no han llegado a abordar la producción ecológica. Indicaron que solo el SEDES está trabajando a nivel de la salud y la importancia de consumir verduras en general, pero no específicamente de carácter ecológico.

En su turno Sergio Miranda, del SENASAG, se refirió a la Ley 3525 de Regulación y promoción de la producción agropecuaria y forestal, y los reglamentos que regulan los SPG (Sistemas Participativos de Garantía). Informó que en Cochabamba hay 7 SPG que certifican participativamente la producción ecológica: Vinto, Sipe Sipe, Ecoferia en Cercado, Shinaota, Central Campesina de Tiraque, Cono Sur y AgroEcovit en Villa Tunari, pero que solo 4 están vigentes o en proceso de renovación. Según la normativa, hay dos símbolos que todo consumidor debería saber: el color blanco es para los productores que están en transición a la producción ecológica o en proceso de certificación y el color verde es para los que están certificados.

Ricardo Torrez, ex coordinador del CNAPE, señaló que una de las debilidades de la producción ecológica es justamente no contar con una estructura organizada de los consumidores de productos ecológicos. También lamentó que se haya reducido la inversión del Estado en la promoción de la producción ecológica desde el 2013,  considerando incluso que hay demanda de varios productos a nivel internacional, nacional y local, como maní, especias, etc. En cuanto a los SPGs, lamentó que está perdiendo institucionalidad ya que varios de los que se registraron no se volvieron a renovar anualmente, y que para empeorar la situación, la tasa de inscripción ahora ha subido y será de 4.829 Bs por 5 años de vigencia.

En el debate se identificaron varios problemas, entre los que resaltan la ausencia de políticas de fomento a la producción ecológica a nivel departamental, la escasa promoción no solo de la producción sino también de los procesos de certificación, como el Sistema Participativo de Garantía – SPG, la débil institucionalidad y baja asignación de presupuesto del Concejo Nacional de Producción Ecológica -CNAPE y del Servicio Departamental de Desarrollo Agropecuario – SEDAG, y la baja demanda y conocimiento de productos ecológicos por parte de los consumidores.

Como estrategia, entre las acciones concretas, señalaron que continuarán con las reuniones mensuales del grupo EcoConsumo, promovido por la Fundación Agrecol Andes, para dar seguimiento a las propuestas que se suscitaron en el diálogo, entre las que se resaltan: la elaboración de una propuesta para incidir en los procesos de planificación a nivel departamental, específicamente en el POA y el Plan Estratégico de Desarrollo Productivo Departamental con la finalidad de lograr más apoyo gubernamental para la producción ecológica, la sensibilización y la promoción del consumo responsable. Además, se solicitará, a los gobiernos municipales, espacios diferenciados para la comercialización de productos ecológicos, y realizarán una propuesta para la creación de una Unidad de Defensa del Consumidor y sus respectivos procedimientos de articulación a través de las intendencias en mercados de los GAMs que manifiesten voluntad política.